¿El sentido de la vida? (off-topic)

Publicado el 9 de junio de 2012 por Luis. 2 comentarios
Miniatura noticia

Hoy no tocan datos ni administración electrónica, ni seguridad de la información… lo siento, pero hoy quiero marcarme un off-topic en toda regla… La situación económica está francamente mal, y la crisis que vivimos nos está golpeando fuerte… Esto -y seguramente otras muchas cosas- hace que tengamos, en muchas ocasiones, valores equivocados, o, en muchos casos, incluso que carezcamos totalmente de ellos… La pasada semana, asistí a la graduación -ahora parece ser que están de moda estas cosas- de una persona muy querida, y en este acto, presencié como un profesor de filosofía pronunciaba un discurso de despedida a los alumnos a los que había formado y que se despedían de su instituto… Un discurso que casi con toda seguridad no alcance la misma difusión que alcanzó el de Steve Jobs en la Universidad de Stanford, pero que francamente, a mí me pareció digno de publicar, al menos, en mi blog; y dicho y hecho; con el pertinente permiso de su autor, el Profesor D. Juan Manuel González Rodríguez, a continuación les reproduzco aquí su “Discurso de despedida a los alumnos de segundo de bachillerato”. Espero les guste; a mí me encantó.

Muy buenos días.

“Me gustaría despedirme de vosotros dándoos una última clase de filosofía, pero no de la filosofía que aparece en nuestros aburridos apuntes y libros de texto. Hoy quiero hablaros de un autor que únicamente hemos mencionado a lo largo del curso. Se trata de uno de los pensadores más importantes del racionalismo: Baruch de Spinoza. Spinoza nació en Amsterdam el 24 de noviembre de 1632. Procedía de una familia judía emigrada de España. Se educó en la comunidad judía de Amsterdam, pero en 1656 fue expulsado de ella por enseñar doctrinas consideradas como herejías por la religión hebrea. Se instaló en La Haya, donde pasó el resto de su vida. Spinoza murió el 21 de febrero de 1677 a los 44 años de edad. Este autor nos ha legado muchísimos escritos, entre los que destacan su famosa “Ethica sive ordine geométrico demostrata” y su “Tractatus theologico-politicus”.

Pero lo que verdaderamente nos interesa de Spinoza hoy es su vida. Spinoza fue un hombre pacífico y sencillo. Vivió siempre de su trabajo, y éste no consistió en dar clases en las universidades más famosas del mundo ni en impartir cursos y conferencias. Spinoza era pulidor de lentes de óptica y a este oficio dedicó toda su vida, llevando una vida modesta y tranquila. Este oficio apenas le permitió atender a sus necesidades vitales.

Un alumno suyo, Simone de Vries, preocupado sin duda por el bienestar de Spinoza, quiso hacerle un regalo de dos mil florines, pero él lo rechazó. El mismo de Vries, años más tarde, quiso asegurarle una pensión de 500 florines, que Spinoza volvió a rechazar aunque, tras la insistencia de su antiguo alumno, aceptó finalmente 300 florines considerando que eran suficientes. A pesar de su sencillez y de su austeridad, Spinoza fue mundialmente conocido, y recibía en su sencillo taller a filósofos y políticos de enorme trascendencia.

¿Qué podemos aprender nosotros de Spinoza? Sin duda que hoy, valores como la humildad, la austeridad y el trabajo no están de moda. Los valores que hoy se persiguen son bien distintos. En realidad, se resumen básicamente en dos, como los mandamientos: el dinero y el placer; y dado que nadie duda de que con dinero puede conseguirse todo el placer posible, podemos simplificarlo todo al máximo, y dejar únicamente el dinero. Una prueba de ello son las millonarias jubilaciones de políticos, banqueros y empresarios; la ingente cantidad de dinero despilfarrado por cargos públicos en las más absurdas empresas; los fichajes mareantes de deportistas famosos, y un largo etcétera que llena diariamente los periódicos.

Sin duda, todo esto nos ha conducido a la irracionalidad en la que vivimos hoy en día: una sociedad de ricos infelices, insatisfechos, insaciables, y donde se ha condenado a la pobreza y al hambre al 80% de la humanidad. Una sociedad egoísta, que recibió como herencia un mundo maravilloso y que decidió condenarlo a una muerte dolorosa.

El legado de Baruch de Spinoza está claro. La “clase” de hoy es una invitación a la sencillez, porque vivir es en sí mismo, sencillo (todo consiste básicamente en respirar); a la humildad, porque en la humildad está la sabiduría y la soberbia es la mayor de las necedades posibles; a la paz, porque la violencia es el argumento de los irracionales; a la austeridad, porque en las fiestas siempre se disfraza de rico el tonto del pueblo, y al trabajo realizado con ilusión, vocación y amor hacia la humanidad. Esta última clase es también una invitación a ser políticamente incorrectos, a no dejarse llevar por verdades establecidas, vengan de quien vengan, sino a atreverse a pensar por uno mismo, como Spinoza, aunque con ello haya que sufrir el destierro. Quién sabe si ese y no otro es el camino de la felicidad. Al fin y al cabo de eso se ocupa la filosofía: no de grandes y aburridas teorías, sino de la larga búsqueda del camino de la felicidad para todos los hombres.

Nada más. Hijos: intentad ser felices y dejad a vuestros hijos un mundo mejor que el que habéis recibido de vuestros padres. Recordad con cariño al “Alfonso IX” y hablad siempre bien de él. Recordad con cariño a vuestros profesores y perdonadlos, porque no sabían lo que hacían. Aquí siempre os recordaremos con cariño y estaremos siempre agradecidos por este tiempo que nos habéis regalado. Después de tantos años enseñando, cuando miro las fichas con las fotos de mis antiguos alumnos me siento afortunado y agradecido por este trabajo que no me permite envejecer. Gracias por haber aprendido con nosotros. Gracias por habernos enseñado.”

 

Imagen: kanglapass

2 comentarios

  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos ¿El sentido de la vida? http://www.luissalvador.com/2012/06/el-sentido-de-la-vida-off-to…  por MarketingPositivo hace […]

  2. […] graduación, discurso, filosofía, spinoza » noticia original Esta entrada fue publicada en Noticias de seguros por admin. Guarda el enlace […]

Comentar





 
Se informa a los usuarios del portal que con el envío de un comentario, están aceptando de forma implícita la política de privacidad del sitio la cual declaran haber leído y aceptado. No obstante lo anterior, en cumplimiento del artículo 5 de la LOPD, se informa a los usuarios que al pulsar “enviar comentario”, aceptan que el titular del sitio incluya sus datos en un fichero de datos de carácter personal, debidamente inscrito en el RGPD de la AEPD, cuya única finalidad es la gestión y moderación de dichos comentarios y sus posibles respuestas, así como la medición de estadísticas referentes a las visitas de la web. Dichos datos comprenderán los incluidos en el formulario que el usuario rellena así como la dirección IP desde la que accede al sitio. Si no se facilitasen dichos datos por parte del usuario, el titular no podría administrar el comentario, por lo que dicho comentario no podría ser publicado. Así mismo se informa al usuario que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de acuerdo con el procedimiento incluido en la política de privacidad